El esgrafiado es algo impactante, lo encontramos en Segovia; anteriormente lo normal en esta ciudad era picar una fachada y volverla a hacer y esto se hacía sobre fachadas que podrían tener quinientos o seiscientos años, nuestra empresa se empeño en convencer a las personas para poder mantener los antiguos esgrafiados y esto se hace con lo que conlleva restaurar dichas fachadas. Tenemos ejemplos de nuestro trabajo por ejemplo en la Torre de los Árias Dávila, donde propusimos un estudio del esgrafiado de la fachada para poder restaurarlo a su estado original, con el tiempo, en otras restauraciones en esta ciudad nos hemos encontrado con esgrafiados del siglo XVIII, XIX y XX en su mayoría. Tenemos la capacidad para hacerlos nuevo o restaurarlos (cosa que preferimos hacer), podemos ver algunos ejemplos además de la Torre de los Árias Dávila, antes mencionada, también en San Antonio el Real, la fachada de la Plaza del Corpus, otras en la calle Daoíz, en calle Cervantes y algunas más.